Warning: Undefined array key "be/es" in /home/schneie/production/htdocs/wp-content/themes/schneider-consumer/library/php/timber.inc.php on line 136

Warning: Trying to access array offset on value of type null in /home/schneie/production/htdocs/wp-content/themes/schneider-consumer/library/php/timber.inc.php on line 141

Warning: Trying to access array offset on value of type null in /home/schneie/production/htdocs/wp-content/themes/schneider-consumer/library/php/timber.inc.php on line 142
Reacondicionados: cómo dar una segunda vida a los dispositivos electrónicos - Schneider Consumer Iberia

Reacondicionados: cómo dar una segunda vida a los dispositivos electrónicos

Compartir

El mercado de los artículos usados con la garantía del fabricante se abre paso en España. Pero ¿qué sabemos de los productos reacondicionados?

La explosión de las ventas online y el avance vertiginoso de la tecnología anima a los consumidores a reemplazar rápidamente muchos dispositivos. Sin embargo, esta tendencia contrasta cada día más con dos de las principales preocupaciones de los usuarios: el planeta y sus bolsillos.

En esta línea, la reparación de los aparatos electrónicos se ha transformado en una práctica en pleno auge. Casi para el 40% de las personas, el mercado del reacondicionado es sinónimo de futuro.

Esto se debe, precisamente, al hecho de estar perfectamente alineado con los principios de la economía circular, que actualmente rigen la toma de decisiones de empresas y particulares.

La balanza deja resultados claros: mientras la producción de un móvil equivale al consumo de 44,4 kilos de recursos naturales, el mismo producto reacondicionado supone 4 kilos.

¿Qué es un producto reacondicionado?

El reacondicionamiento es la revisión y eventual reparación de productos usados para hacer posible que sean usados nuevamente.

Sin embargo, bajo esta denominación pueden agruparse multitud de dispositivos. Tal y como indica la OCU, con esta ‘etiqueta’ se pueden encontrar desde productos nuevos – últimas unidades o devoluciones de clientes – hasta productos de segunda mano o restaurados, pasando por productos que proceden de exposición – con mayor o menor uso -.

¿Qué dispositivos son susceptibles de encontrarse en este mercado?

A la cabeza de los productos más solicitados se encuentran los móviles, seguidos de las videoconsolas, las tablets y los ordenadores.

Sin embargo, la tendencia se ha expandido también al mercado de los electrodomésticos. La venta de productos usados y reacondicionados gana terreno, posicionándose así en ventaja, ofreciendo artículos verificados y reparados.

¿Dónde se pueden adquirir reacondicionados?

Muchas tiendas virtuales y físicas cuentan con una sección especial en la que se venden productos reacondicionados. Sin embargo, la mayoría de estas funcionan como marketplaces, pudiendo vender o no productos propios.

Por ello, es importante verificar con antelación la garantía que ofrecen y las características de los productos que venden.

Es decir, tiendas online pueden llegar a ofertar dispositivos de primeras marcas, como Schneider, pero no necesariamente ajustarse a los parámetros y las garantías originales que ofrece el fabricante para los productos de su tienda.

¿Qué derechos se pueden ejercer sobre estos dispositivos?

El mayor problema de los productos reacondicionados es que realmente no puede llegar a conocerse el estado original en el que se encontraba el dispositivo previo a su reparación o puesta a punto. Por ello, es clave fijarse en dos cosas:

  • El derecho de desistimiento: el principal problema de los productos reacondicionados es que su indefinición o una deficiente descripción del estado del producto puede suponer una importante decepción al recibirlo. Si el producto no se ajusta a las expectativas generadas por el vendedor, se puede ejercer este derecho con un plazo ampliado y sin costes adicionales.
  • El tipo de garantía: como productos equiparables a artículos de segunda mano, la garantía debe ser de 12 meses. Sin embargo, es habitual encontrar tiendas que ofrecen hasta 2 años de garantía al considerar que los productos son “nuevos”.

¿Cuáles son los grados de reacondicionamiento?

A la hora de valorar la compra de un dispositivo reacondicionado es importante tener en cuenta su clasificación, que denota la calidad del artículo.

Esta depende de tres factores: cuántas imperfecciones estéticas tiene, cuánto tiempo de uso previo tiene y en qué embalaje se vende.

A través de los grados de reacondicionamiento los consumidores pueden hacerse una mejor idea de lo que pueden esperar de un producto. De esta manera, los dispositivos pueden ser:

  • Nuevos reacondicionados o Reacondicionados A: usualmente son electrodomésticos que sufrieron algún problema durante su almacenaje o transporte. A veces su embalaje está dañado pero su funcionamiento y estado físico es prácticamente como el de un artículo nuevo.
  • Usados reacondicionados o Reacondicionados B: normalmente son artículos cambiados por modelos más nuevos. Después de ser revisados, limpiados y arreglados pueden presentar ligeros defectos estéticos que los hacen más baratos, pero son igualmente funcionales.
  • Descompuestos y reacondicionados o Reacondicionados C: se trata de electrodomésticos devueltos al fabricante. Estos son reparados y puestos a la venta pudiendo, en algunos casos, presentar problemas estéticos evidentes, como arañazos visibles o signos de desgaste, aunque pueden cumplir con la misión para la que fueron diseñados en origen.

¿Nuevo o reacondicionado?

Si bien el mercado de los productos reacondicionados está en pleno auge, dado el ahorro ecológico y ambiental que ello implica, es importante no perder de vista sus efectos colaterales.

Más allá de los desperfectos físicos, algunos de estos productos pueden volver a presentar problemas en el corto plazo, eliminando así la ventaja del ahorro económico al tener que invertir en una reparación.

Así mismo, desde el punto de vista ambiental, cabe destacar que los avances tecnológicos están permitiendo a los nuevos modelos ofrecer un consumo más eficiente que ediciones anteriores no pueden alcanzar.

En este sentido, queda en el tejado de los consumidores evaluar el tipo de uso que darán al electrodoméstico o dispositivo que quieren adquirir ya que, nuevo o reacondicionado, existen múltiples factores a tener en cuenta.

Otras lecturas

Actualidad 2018-09-13 14:06:08

Grupo ADMEA firma un acuerdo con Webedia para crear una gama de productos de gaming y esports

Leer
Actualidad 2018-10-10 14:00:38

Schneider Consumer Iberia, nuevo patrocinador oficial del Tecnyconta Zaragoza durante la temporada 2018-2019

Leer
Actualidad 2018-07-26 14:53:26

Schneider Consumer Iberia refuerza su apuesta por el diseño vintage con el lanzamiento de su gama de pequeños electrodomésticos

Leer
  1. Home
  2. Blog
  3. Reacondicionados: cómo dar una segunda vida a los dispositivos electrónicos
rotate screen

Rota tu tablet para navegar mejor